BIENVENIDOS

LAS ACTIVIDADES DE 2021, SUSPENDIDAS POR EL CORONAVIRUS

Como ya ocurriera el año pasado, la pandemia de Coronavirus ha llevado a suspender las actividades programadas para este año. Lamentamos que nuestra asociación no pueda desarrollar los encuentros y rutas que se venían desarrollando en ejercicios anteriores, y tengamos que seguir a la espera de la evolución de la enfermedad.

Deseamos a todos nuestros socios y colaboradores que se encuentren bien, y sorteen lo mejor posible este grave problema que se extiende por todo el mundo.

Para poder hacer más llevadero los confinamientos y el aislamiento físico que se nos impone (distinto según la región en la que se viva), tenemos esta página web en la que recordar los actos y encuentros que hemos desarrollado en los años pasados.


NUESTROS SOCIOS, PROTAGONISTAS

José Sagués, casi 40 años restaurando tractores

Habitual en todas las actividades que lleva a cabo la Asociación, José Sagués se incorporó a la Asociación desde el momento de su creación. Apasionado de los tractores antiguos, traslada su entusiasmo a todos los que le rodean y le contemplan limpiando cada día sus vehículos.

En el año 1982 comenzó a comprar los primeros tractores. El primero que restauró fue un Mc. Cormich-Deering 10/20 del año 1925 americano. Después empezó con los LANZ que son lo que más conoce, empezando con un D-2816 de 28 CV, hasta un D-9506 de 45 CV, pasando por dos Ruteros LANZ D-9506 y D-6006, y que con estos dos últimos realizó varios recorridos que han dado lun lustre especial a estas caravanas.

Josep Sagues también es un apasionado a las rutas y la que mas destaca es la realizada por el Camino de Santiago en año 2009 desde Sant Jean de Piet de Pot hasta Santiago de Compostela. También ha participado en otras rutas como la Bajada del Duero desde San Esteban de Gormaz hasta Miranda de Douro, en Portugal; La ruta del Ebro desde Fontibre hasta El Delta del Ebro; La ruta de la Costa Brava, Monrserrat, Andorra, Ripolles, etc, y siempre acompañado de su mujer, que también vive con pasión el amor a los tractores antiguos.

Ambos participan en ferias y en actividades donde se llevan a cabo compra-venta de artículos, con lo que contribuyen a que todo el mundo pueda meterse en este mundo de los tractores antiguos. Además, su experiencia y su sabiduría sirven a muchos como fuente de asesoramiento, nunca bien pagado.


Alfonos Osés, El chófer del autobús de Aizpún

En el valle de Goñi cada curva esconde un regalo para la vista, el paisaje se enmarca y los pueblos se sitúan como postales amables, el ganado pasta tranquilo, casi da los buenos días en praderas que siluetean el horizonte como quien cocina lento. Aizpún es uno de sus cinco concejos y Alfonso Osés Arza, un alcalde con 31 años de andadura en este enclave de siete familias y otras tantas en fin de semana. De lunes a viernes conduce el autobús escolar hasta Irurtzun, los siete días de la semana atiende el ganado, vacas y yeguas, y los campos de cereal, y el tiempo libre lo dedica a su colección de tractores antiguos. “Unos 35 debe haber en el garaje”.

Alfonso Osés, 59 años, se ha criado en Aizpún, 780 metros de altitud, donde el viento surca la piel a su antojo estos días en que el frío asoma . Son dos hermanos y los dos se han quedado en el pueblo. Sus hijos, cuatro de Alfonso y dos de Carlos, son los más jóvenes en Aizpún. 17 el pequeño y 28 la mayor. Las dos familias ocupan un cuarto en un padrón de 25 personas. “Si muere alguien del pueblo lo sientes como de la familia. Deja un vacío enorme”. “Llevándote bien es otra vida en los pueblos”, suscribe la mirada profunda de Alfonso. Se casó con Rosa Zubiri Castillo, de Ibero. “Uf, cuando llegué aquí me costó sí. Nuestros hijos eran los únicos niños en años. Tenían muchos abuelos, eso sí”, recuerda la madre.

Desde hace 37 años Alfonso conduce el autobús escolar, 22 kilómetros hasta Irurtzun, y su mujer es la cuidadora. Cantan cuando alguien cumple años, ríen cada mañana y se ponen serios cuando hay que cumplir las normas, como sucede ahora con la pandemia. “Antes igual pasábamos una semana sin ir por la nieve, ahora no, qué va. Si algo tenemos bueno aquí es el servicio de carreteras, para cuando arranco el autobús a la mañana, ya han limpiado ”, agradece.

Hace dos décadas recogía quince niños en el valle, ahora suben tres. Pero las paradas en Ilzarbe (Ollo) y en Errotz e Izurdiaga, en Arakil, llenan las 38 plazas. Cuando acaba la Educación obligatoria, con 16 años, ya no tienen transporte escolar. “Entonces ahí estamos las madres”, interviene Rosa. “Yo no había conducido hasta venir aquí, pero en estos pueblos sin carné es imposible”, sostiene que los hijos, en cuanto cumplen los 18 ya están en la autoescuela. “O antes”. Como los suyos. Los cuatro trabajan, en Pamplona, en Puente la Reina y en Cadreita, y los cuatro viven en Aizpún. La mayor, Maite, teletrabaja en estas semanas desde casa. Acaba de hacerse una casa, pero todavía no tiene internet, así que está frente al ordenador, en la de sus padres. Empleada en la empresa de transporte y logística DHL. “Quién lo diría, desde Aizpún”, subraya la buena cobertura de internet. “Y no es raro el día en que llegue algún repartidor al pueblo. Ahora tienes todo el comercio del mundo a mano, en cualquier lugar”, continúa con su tarea, mientras el gato de la familia posa en la ventana, como el maniquí de un escaparate. Le abren y entra, al rato trae al salón el pájaro que se había colado por la chimenea y que Lourdes no acababa de alcanzar. “Viene contento”, le coge el pájaro y lo deja volar.

En Aizpún hay sociedad y está el hotel restaurante Teodosio de Goñi, de propiedad municipal, una apuesta por recuperar patrimonio y dotar de algún servicio al valle. “Ahí cenamos los sábados”, dice Alfonso. Los fines de semana los excursionistas perimetrales colorean las calles como un lienzo irreal frente a la quietud un lunes cualquiera. Buscan paisaje y naturaleza y es atractivo el barranco de Artazul, con su cascada.

El panadero llega a diario al pueblo, los jueves el tendero, también les visitan un carnicero y un pescadero. Por lo demás, se surten en Irurtzun o en Pamplona, desde un entorno administrativo atomizado: “Partido judicial en Estella, servicio social de base y médico en Orkoien, Educación en Irurtzun y la Mancomunidad, en la Comarca de Pamplona”.

A Alfonso siempre le gustaron los tractores. “Creo que nací con la mano en el volante”, confiesa él. “Y los hijos son todos del padre”, confirma la madre que la afición continúa. “Empiezas con uno, te entra el gusanillo y luego te da pena verlos abandonados”, arguye. Pertenece a la Asociación de Amigos de Maquinaria Agrícola, con ella han hecho rutas por distintos puntos de España, y el Camino de Santiago en once etapas, a 20 Km la hora. Aún recuerda la matrícula de su primer tractor: NA-9661. Le perdió la pista. Pero le chispean los ojos con su Barreiros 500.

Publicado en Diario de Navarra

———————————————————–

NUESTRA OPINIÓN: LA HISTORIA AGRÍCOLA, AL DESGUACE

El martes 28 de abril de 2020 entró en vigor el Real Decreto 448/2020, de 10 de marzo, sobre caracterización y registro de la maquinaria agrícola, prohibiendo la transferencia de tractores de más de 40 años sin estructura de protección contra el vuelco. La nueva baja por pase a vehículo de colección no permite la circulación de dichos vehículos. El Ministerio de Agricultura no da otra salida para la circulación con un vehículo de colección que no sea la homologación y catalogación como vehículo histórico.

Con motivo de la publicación del nuevo Real Decreto 448/2020 sobre las inscripciones en el ROMA han surgido muchas dudas en el mundo del coleccionismo de tractores antiguos. Con la publicación del nuevo RD se da la situación de que para poder comprar, cambiar de titularidad y poder circular legalmente con un tractor de más de 40 años sin estructura de protección contra el vuelco el vehículo se tenga que homologar y catalogar como vehículo histórico según el Real Decreto 1247/1995, de 14 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Vehículos Históricos. Esta situación es inédita en el mundo del coleccionismo de vehículos antiguos, ni automóviles, ni motocicletas, ni camiones ni autobuses están obligados a ello. ¿Es más seguro un SEAT 600, una BULTACO IMPALA, un BARREIROS SAETA 65, un PEGASO 6035/A que un EBRO SUPER 55 o que un LANZ BULLDOG 3850 para solicitar su obligatoria catalogación como vehículo histórico? La respuesta es clara, no y recordemos que son vehículos cuya velocidad máxima está entre los 20 y 30 km/h.

Nuestras asociaciones participaron activamente en el procedimiento de participación pública del RD 448/2020 proponiendo entre otras cosas, la baja por pase a tractor de servicios de colección, con tal de poder continuar circulando con nuestros tractores con el compromiso del usuario y anotación pertinente en la tarjeta ITV o permiso de circulación de no poder realizar labores productivas, evitando así la imposible catalogación como vehículo histórico. No recibimos respuesta alguna a nuestras peticiones. Con el nuevo RD publicado hemos visto que utilizaron parcialmente nuestra idea, pero únicamente con la finalidad de dejar el tractor como una estatua de decoración y no poder circular con él. Seamos sinceros, nadie adquiere un vehículo antiguo para no circular con él. Es una medida parcialmente satisfactoria que creemos que se debe desarrollar en que dicha baja permita un cambio a tractor de servicios (clasificación 63 del Reglamento General de Vehículos, Real Decreto 2822/1998, de 23 de diciembre) con la anotación en la tarjeta ITV del tractor de “Vehículo no apto para realizar ningún trabajo o labor productiva” siempre que el nuevo propietario demuestre que es coleccionista y pertenece a alguna asociación o club de vehículos antiguos. Pudiendo así circular como cualquier otro vehículo y evitar la catalogación como vehículo histórico obligatoria. No queremos trabajar con nuestros tractores queremos poder circular y poder ser transferidos a otros coleccionistas.

La catalogación de un tractor como vehículo histórico implica un sobrecoste al coleccionismo de tractores antiguos de entre 900 y 1500 euros por tractor. Además dicha catalogación en la gran mayoría de los tractores es imposible llevarla a cabo ya que un tractor, como herramienta de trabajo que ha sido durante su vida útil, ha sufrido modificaciones para adaptarlo a los diferentes aperos y labores a realizar y todos incumplen el Artículo 1, punto 1, apartado c) del RD 1247/1995 donde dice: “c) Está en su estado original y no ha sido sometido a ningún cambio fundamental en cuanto a sus características técnicas o componentes principales, como el motor, los frenos, la dirección, la suspensión o la carrocería”. El coste y las dificultades hará que muchos aficionados dejen de recuperar vehículos y éstos acaben en el desguace con la consiguiente pérdida de patrimonio que ello supone.

Desde nuestras asociaciones vamos a colaborar en todo lo que sea posible tanto con el Ministerio de Agricultura, como con el Ministerio de Industria y con el Ministerio del Interior por evitar esta desigualdad entre vehículos y así evitar la destrucción del Patrimonio Industrial e Historia de la Mecanización Agraria de nuestro país.

 

tira3

Contacta con nosotros

Publicado en Retromaquinaria | Etiquetado , , , , | Comentarios desactivados en BIENVENIDOS